EL TRABAJO COMO UN DISFRUTE

No se puede hablar de PRODUCCIÓN o trabajo de campo si no has estado ahí, por eso hoy quiero compartirte mi experiencia trabajando en la producción del Festival Petronio Álvarez.

Hace un año también te conté un poco de éste Festival, para mi es uno de los eventos más importantes que tiene el sur occidente Colombiano, una fiesta y un homenaje a la cultura Afro Pacífica.  Donde no sólo es protagonista la música sino también las demás expresiones  identitarias de la región así como el rescate de la tradición y la ancestralidad.  Todo esto se vio reflejado en la Muestra de Industrias Culturales del Festival, la cual apoyé desde las producción!

La verdad es que fue una experiencia fantástica, donde cuatro espacios tuvieron lugar: Cocinas tradicionales, moda y estética, bebidas típicas y artesanías, los cuales estuvieron a cargo de la oficina de Fortalecimiento y Promoción de la Secretaría de Cultura donde a partir de ahora estaré trabajando!

Así que hoy quiero contarte un poco de ésta experiencia, puesto que a medida que la vivía pensaba en ti y cómo encontrar algunas claves para compartir contigo, para que entiendas tu trabajo como un disfrute incluso en momentos de tensión o presión como a veces se denominan los trabajos que muchos de nosotros hacemos.

En estos días de Petronio, observé un gran trabajo en equipo necesario para transitar la producción, guiados por Diana Ledesma una excelente líder quien sin perder la calma en ningún momento creo un equipo sólido que estuvo a cargo de brindar atención y cuidado a más de 200 expositores, coordinó la adecuación de los stands, el montaje de las cocinas (desde la energía, agua, gas hasta la construcción de los mobiliarios), la atención y el flujo de público por la muestra y decenas de detalles más propios de una gran producción.  Y en paralelo a la producción de campo, era vital cuidar el contenido, la esencia de la muestra, que son los portadores de tradición, éstas 200 personas que a través de sus historias de vida y desde sus productos nos invitaron a ser parte de su territorio, de su cultura y la magia de la tradición afro-pacífica, enseñándonos que su IDENTIDAD es su verdadera ventaja competitiva la cual aporta al desarrollo económico y social de su territorio y nuestro país. Como ves, hoy re-afirmo más que el verdadero canal para construir narrativas de paz y progreso son las historias de vida, porque son el fundamento de nuestros proyectos y la base desde donde construimos nuestros emprendimientos.

¡Ser parte de estos procesos ha sido para mi una experiencia increíble!

Todo lo anterior, tanto la producción de eventos a todo nivel, como el cuidado del contenido desde el que se construyen los eventos, requiere mucha PRESENCIA, nos invita a estar centrados, no perder nuestro eje, pues de nosotros depende el buen funcionamiento de todo, puesto que cada detalle es fundamental y construye el gran todo del evento.

En medio de corre corre, de la presión de las personas, los inconvenientes que suceden, los momentos de crisis que nunca faltan, los imprevistos, el tiempo que en esas ocasiones por lo general juega en contra, el ruido, la gran cantidad de personas preguntando o solicitando información o ayuda, es normal que comencemos a drenarnos, hay mucha energía ahí y un poco todo parece de vida o muerte, así que nuestro sistema comienza a cambiar, comenzamos a actuar de manera más … primitiva quizá, salvándonos de no morir en la corriente de la producción.  Pero nosotros somos mucho más que eso, somos seres inteligentes y consientes, sólo que debemos recordarlo je! Porque sino no lograremos “sobrevivir” posiblemente entremos en crisis, terminemos con grandes dolores de espalda, angustias, y sobre todo podríamos perder las relaciones con nuestros compañeros o equipo de trabajo, porque en esa desconexión seguro dejaremos de actuar de manera amorosa.

Así que hoy quiero compartir contigo 3 claves que no debes olvidar al momento de enfrentar una situación “bajo presión” en tu emprendimiento:

  • Estar presente, en estas ocasiones por lo general debemos estar hacia fuera, en relación con los otros y en acción continua, esto no significa que dejemos de lado nuestro propio arraigo, nuestro eje, el cual nos trae a estar presentes en nuestros pensamientos, emociones, sensaciones, para actuar con firmeza y lograr conseguir lo que esperamos.
  • Agudizar la observación, ya logrando volver a nuestro eje, nos va a permitir ver el escenario desde una perspectiva mucho más amplia, tanto hacia fuera como hacia nosotros mismos, ésta observación va a activar una intuición clara de lo que debemos hacer, nos traerá certezas, lo cual va a permitir una mucho más correcta toma de decisiones.
  • Respetar los LÍMITES, los límites a todo nivel comenzando por los nuestros, esto quiere decir que debemos saber hasta donde podemos llegar y hasta donde debemos pedir ayuda a nuestro equipo, resaltar la importancia del soltar para ser mas productivos y eficientes en lo que hacemos, igualmente los limites de nuestro equipo, respetar sus tiempos, sus habilidades y no sobrecargar de tareas a nadie porque va a deteriorar la calidad del trabajo. Y por ultimo pero no menos importante, tener en cuenta los límites del contexto, partir del principio de realidad, el que nos permita identificar que cosas realmente podemos hacer y que cosas debemos dejar para otra ocasión, honrar a nuestra adultez y soltar los caprichos.

Recuerda que ser eficientes en nuestro trabajo no va de la mano con el sufrimiento, debemos entender que para hacer las cosas bien, debemos nosotros estar bien, estar agobiados o enojados lo único que hará es drenarnos y generar un ambiente de trabajo denso y nada productivo. Para sentir que realmente hacemos bien las cosas, debemos sentirnos bien con nosotros mismos, disfrutar cada paso que damos, respirar, abrir espacio a la calma, todos estos son claramente sinónimos de éxito, porque nos demuestran que realizamos un trabajo alineado con nuestro potencial y bien articulado, tanto con nosotros mismos como con nuestro equipo, donde logramos distribuir las cargas laborales y emocionales lo que nos traerá panoramas mucho más claros, donde no perdemos vitalidad y lograremos alcanzar nuestras metas de una manera mucho más efectiva.

Cuéntame aquí abajo como te va a ti en momentos de tensión en tu emprendimiento, cuales son tus tres claves para disfrutar tu trabajo?

¡¡¡Me encantaría leerte!!!

Te dejo un abrazo grande,

PAT


¿Ya tienes la GUÍA Encontrando la VOZ de tu emprendimiento?

¡Acá la puedes conseguir!



One thought on “EL TRABAJO COMO UN DISFRUTE

  • 1. Escuchar en todo momento lo que dice tanto el equipo de trabajo como gente externa. Parto de la premisa de que de todos puedo aprender y mejorar
    2. Tener mucha ..mucha… panciencia.
    3. Apasionarme por lo que hago. Si un proyecto no me representa un cierto grado de pasion o amor. Es mejor no hacerlo, ya que seguramente en algun momento entrare en crisis, y es solo la pasion o el amor por lo que estoy haciendo, que me permita continuar.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *